Vive la ópera

VIVE LA ÓPERA

Domingo, 23 de septiembre – 12:30 h
Gran Teatro – Sala principal

Organiza: Divertea y Asociación Filarmonía de Sevilla

Colabora: Junta de Extremadura, Diputación de Cáceres, Ayuntamiento de Cáceres, Academias ELI, Red de Centros Cívicos, Sol y Luna de Triana y Artes Escénicas Rebollar

Dirección Artística: Jerome Ireland

Artistas: Soprano solista Julia Moya, Coro de Cámara de Extremadura y Banda Municipal de Música de Cáceres

Programa: Pasajes operísticos de J. Offenbach, G. Puccini y G. Verdi

La Orquesta Filarmonía de Sevilla presenta su nuevo espectáculo “Vive la Ópera”, a beneficio de Divertea.

Animamos al público a juntarse con nosotros en un viaje en el tiempo y lugar a través del mundo de la ópera. Igual que nuestros otros proyectos como “Rapsodia Bohemia”, “La otra cada del vals” o “Flamenco Sinfónico”.

Empezamos en Francia a finales del siglo XIX con la ópera “Cuentos de Hoffmann” de Jacques Offenbach donde encontramos un poeta enamorado con una muñeca mecánica. Lo que pasa es que piensa que es una persona de verdad. En el aria Les oiseaux dans la charmille, escuchamos cuando su “muñeca” para y tiene que darle cuerda para poder continuar.

Después, entramos en el suntuoso mundo de Giacomo Pucinni en una Italia de principios de siglo XX. Escuchamos el famosísimo aria O mío babbino caro donde una niña suplica a su padre hacer las paces con la familia de su amado para que puedan estar juntos. Ese aria, de solo 27 compases, ha tenido un impacto enorme no solo en el mundo de ópera, pero hoy en día se escucha en todos lados desde las películas( “La habitación con vista”) a anuncios u artistas de géneros populares.

Terminamos con Aida de Giuseppe Verdi. Imaginamos el Egipto de los faraones y el amor entre un comandante militar y una princesa etíope. Tocamos el Gran Final de acto II donde tendremos algunas sorpresas.…

Como siempre, la OFS ofrece conciertos designados para un público que quizás no conoce la música clásica sinfónica o incluso tiene miedo de aburriese. Nuestros conciertos no tienen la típica formula de maestro vestido de frac que entra, saluda y toca una larga sinfonía. Queremos demostrar que la música culta tiene una parte importante en las vidas de todo el mundo.